Teamsters Local 237

65 Años: Marchando con Fuerza

65 Años: Marchando con Fuerza

Era el año 1952. En los Estados Unidos el trabajador promedio ganaba $3,400 por año. 2 de cada 3 familias tenían un automóvil. 2 de cada 3 familias tenían un teléfono y i de cada 3 hogares contaba con un televisor. Un carro nuevo costaba $1,700 y la gasolina era .20 por galón. La carne molida costaba .53 por libra. El valor promedio de una casa nueva era $9,050 y el alquiler promedio era $80 por mes. Las pruebas de una bomba atómica continuaban y la primera bomba de hidrógeno fue detonada. El primer corazón artificial es usado en un paciente y se inventa la vacuna contra el  Polio. Emmett Ashford llegó a ser el primer Afroamericano empleado como árbitro substituto en las Grandes Ligas de béisbol y Perry Mason, Lassie, Wagon Train, 77 Sunset Strip y the Lone Ranger eran algunos de los programas vistos por televidentes en su aparato de televisión de 21” en blanco y negro, que costaba unos $339.95. Películas como ‘Singing in the Rain’ y ‘The African Queen’ eran favoritas en los cines y libros como ‘The Caine Mutiny’ permanecieron en primer lugar en la lista del New York Times durante meses. Canciones como “You Belong To Me” de Jo Stafford y “I Saw Mommy Kissing Santa Claus” estuvieron al tope de las gráficas musicales. La revista MAD publicó su primera edición y los juguetes Mr. Potato Head y Joe Palooka Bop Bag eran entre los más buscados. El primer restaurante de la cadena Kentuky Fried Chicken abrió ese año y también el Holiday Inn. La Ciudad de Nueva York instaló señales de semáforo “Dont Walk” y el código de barra electrónico (“bar code”) fue patentado. El ex general de la Segunda Guerra Mundial, Dwight Eisenhower, un Republicano, supera al Demócrata Adlai Stevenson para ser Presidente después de Harry Truman.

Pero eso no fue todo lo que ocurrió en el 1952. En Mayo de ese año, Teamsters Local 237 fue establecido. Su primer Presidente fue Henry Feinstein. A través de los años, otras divisiones de trabajadores municipales en la Ciudad de Nueva York y en Long Island llegaron a integrarse al Local llegando así a tener casi 24,000 miembros en casi todas las agencias gubernamentales hoy día, logrando que el Local 237 sea el sindicato más grande de trabajadores públicos en toda la nación, el Canadá y Puerto Rico. (La línea completa de eventos históricos del Local 237 se encuentra en la página web www.local237.org. Un recuento de experiencias profundas y personales de jubilados conocido como el Proyecto de Historia Oral también aparece en la página web.)’

Antes Y Ahora

Gregory Floyd, el actual Presidente del Local 237, electo a su cargo en el 2007, y quien también es un Vicepresidente Administrativo en la Junta General Ejecutiva de la Hermandad internacional de Tronquistas (Teamsters), ha dicho acerca de Local 237: “Cuando uno lo piensa, 65 años es un tiempo largo para mantener algo en marcha, y eso, marchando con fuerza. Por toda nuestra nación, los sindicatos laborales han visto una disminución dramática en su membresía – a solamente el 11% hoy día. El ataque y la mala lengua en contra de los sindicatos es común, frecuentemente categorizando a los empleados del sector público como trabajadores codiciosos e incompetentes que abusan del sistema. De alguna manera, muchos se han olvidado que los sindicatos lucharon a favor de las familias trabajadores para que pudieran disfrutar de una mejor calidad de vida. Los sindicatos construyeron la clase media en los EE.UU. Y los empleados públicos son los que ayudan a manejar y mantener los servicios y las facilidades en que dependen millones de personas – nuestras escuelas, hospitales, la Autoridad de Viviendas y los asilos para los desamparados—para mencionar solamente algunas. Pero, a través de la historia del Local 237 hemos tenido que lidiar muchas batallas a favor de nuestros miembros y jubilados. Hemos tenido muchos logros, entre ellos cabildeando a favor de leyes y reglas que protegen a nuestros miembros; proveyendo beneficios de salud y pensión para nuestros miembros activos y jubilados; y acabando con la discriminación de sueldo basado en género sexual. Hoy día, todavía enfrentamos muchos retos, pero estamos bien preparados para luchar con vigor y el compromiso que se ha convertido en sinónimo del Local 237 a través de nuestra historia. Estamos orgullosos, porque, a los 65 años ¡todavía marchamos con fuerza!

Antes Y Ahora

En Junio 17, el Local 237 organizó una Casa Abierta para miembros, jubilados y sus familias, para conmemorar nuestro 65th Anniversario. Vea la página principal de algunas de las fotos de las festividades y puede visitar www.local237.org para ver todas las fotos.

Share This: